EL ÚLTIMO LIBRO DE ROSENDO TELLO: REVELACIONES DEL SILENCIO

Publicado: julio 26, 2016 en Artículos, Literatura

Reseña Publicada en Turia nº 119, junio-octubre 2016, pp. 448-449.

                                                        UN LEGENDARIO CLASICISMO

Tras la publicación en 2005 del conjunto de su lírica (El vigilante y su fábula, Obra poética reunida (1959-2004), que consagró al escritor de Letux como la referencia Tello, Rosendo Revelaciones del silenciomás sólida de la poesía aragonesa en los últimos lustros, Tello ha dado a la luz tres intensos poemarios: Hacia el final del laberinto (2010), Magia en la montaña (2011) y El regreso a la fuente (2013), que no han hecho sino confirmarlo en tan alto lugar. Revelaciones del silencio es la última tesela de ese extenso mosaico, que ya hay que enmarcar en un corpus poético tan ambicioso, como fiel a una forma de mirar poeticamente el mundo, como vigilante, como observador o como sujeto y analista de la  emoción del ser y del sentirse.

En este caso, Revelaciones del silencio* se acoge, como en un bucle, a su primer título, Ese muro secreto, ese silencio (1959), y, además, a modo de eco, utiliza citas de otros de sus libros para encabezar cada una de las partes de éste, que es, entre otras cosas, una suerte de mirada y reflexión totalizadora -intensa, agradecida, melancólica, desencantada…- acerca de su vida y de su obra. El poeta se autocita porque el libro es un compendio de sí mismo y por tanto, tiene mucho que ver con el resto de sus poemarios y -en lo que tiene de regresión y de examen- también, con, Naturaleza y poesía, sus interrumpidas memorias.

Como es natural en alguien que no cumplirá los ochenta años, la muerte planea sobre todo el libro, desde el primer exordio (Vendrá una dama blanca) y el primer poema, de ecos rubendarianos, metáfora de la vejez y la despedida, “Presentimiento invernal”, hasta el homenaje al silencio, patria de la memoria, del que cierra la obra. Pero el rasgo más notable del enfrentamiento con ella es la serenidad, la aceptación melancólica y un punto perpleja del destino.

A la vez, el poeta teje una madeja de símbolos y ensoñaciones que sus lectores reconocerán pero aquí la poesía de Tello ha perdido discursividad, dificultad también, pero ha ganado en emoción.  Como él dice, pensamiento y sentimiento son guardianes del milagro de la vida hacia la muerte pero ahora priva el segundo. Poesía, pues, mucho más contemplativa que especulativa, el mundo exterior y el paisaje interno observados bajo el manto incomprensible del transcurso del tiempo, tiempo que no sólo es el sucesivo sino el que fulge en el interior.

La vida del poeta ha sido la contemplación, el yo, sereno observador del alma del Universo y, ahora ya, con la sabiduría de la vida cumplida. Su misión como poeta, conciliar los frutos de la imaginación con la formulación de la belleza, cuya presencia a veces no se percibe, se escapa, como lo hace el misterio, llamando y huyendo. De todo esto nos habla Revelaciones del silencio, ya que la revelación es el fruto natural de la poesía, lo que en otras épocas, dimos en llamar conocimiento. Ese es el tesoro. Pero no todo es exaltación, también abundan los desencantos, las inseguridades y las decepciones. En un poema como “Oh, madre poesía”, concreción de su ideal, reconocimiento de una vida a su servicio, el autor no puede dejar de clamar por la pérdida: “Perdí la vida entera en encontrar tu voz / y  al final me dejaste sin voz y sin palabras”.

Y, junto a la revelación del título, no puede dejar de figurar el silencio, el de su primer poemario y, como dice en otro lugar de este libro, quizá, la música que escuchamos tras la muerte. De la misma forma, el poeta espera que, cuando se haya ido, resonará en nuestra memoria su silencio.

En toda poesía, en toda verdadera creación no puede faltar la única certeza no tangible, la integración de contrarios. El silencio y la música, otra de las obsesiones de Rosendo, enlazan de modo que nada es el uno sin el otro. Música siempre presente en la maravilla del instante, en la tristeza del recuerdo, en la armonía de nuestro pensamiento. Como también se oponen y complementan la aceptación del fin, en un poema como “Isla cerrada”, con la rebelión en el texto siguiente, “La locura del oasis”. Lo mismo que, en una composición como “La voz de la tierra”, el poeta siente la llamada maternal de la tierra, a la que acude, apresurado y gozoso y en la siguiente, “La campana anunció un cambio”, lo vemos, sereno y atribulado, velando a las puertas del abismo.

No todo es abstracción en Revelaciones del silencio. El lugar y la casa natales, los antepasados, los amigos, la familia, la naturaleza, a la que siempre Rosendo amó físicamente, son referencias precisas y emocionantes a lo largo de estos poemas serenos y turbadores, elementales y clásicos, por lo eterno de sus centros de atención y, claro está, por el primor de su lengua. 

 

*Rosendo Tello, Revelaciones del silencio, Zaragoza, Gara d’Edizions, 2015.

——————————-

Otras entradas de este blog acerca de Rosendo Tello:

https://javierbarreiro.wordpress.com/2011/11/13/una-poesia-de-la-reverberacion-meditaciones-de-medianoche-de-rosendo-tello/

https://javierbarreiro.wordpress.com/2014/11/25/rosendo-tello-poesia-completa/

https://javierbarreiro.wordpress.com/2016/04/18/entrevista-con-rosendo-tello-acerca-de-miguel-labordeta/

 

Tello, Rosendo, el vigilante

 

Anuncios
comentarios
  1. Gloria dice:

    ¡Enhorabuena a Rosendo Tello! Seguro que será otra joya de este
    gran poeta, inmenso también como persona. A su lado siempre ha tenido a una magnífica mujer, abogada, a la que conozco desde hace años.
    Un abrazo para ambos.
    Gloria Mateo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s