MANUEL PINILLOS EN SU CENTENARIO (1914-2014)

Publicado: abril 28, 2014 en Artículos, Literatura, Notas biográficas
Etiquetas:, ,

Muchas historias pintorescas podría contar acerca de este hombre, que vivió inmerso en poesía y dePinillos, Manuelo002 muy singular catadura personal. Estuve en su casa, estuvo en la mía, estuvimos en la de otros poetas y compartimos recitales y tabernas. Fuimos más cómplices que amigos, tanto por la diferencia de edad, como porque, sabedores de que ambos éramos capaces de echar los pies por alto, nos teníamos alguna prevención. Pero coincidíamos en muchas cosas y nos reíamos bastante. Como Ildefonso Manuel Gil, casi contemporáneo suyo, Luis García-Abrines, Antonio Fernández Molina y algún otro poeta coterráneo, acostumbraba a decir lo que pensaba, incluso por escrito. Verbalmente, podía ser injusto, intemperante o arbitrario; con la pluma, no.

Nunca fui devoto de su poesía, que ha tenido buena fortuna póstuma, en cuanto que ha contado con estudiosos como José Luis Calvo Carilla, Pilar Martínez Barca o, más recientemente, José Ángel Monteagudo. En cambio, como crítico, función que ejerció muchos años en Heraldo de Aragón y en otras publicaciones, era excelente. Y, además, justo. De los malos poetas no escribía, a menos que le diesen la lata con lo de “Don Manuel, que no me ha sacado crítica…” Entonces, los fulminaba. Reseñó mis primeros ejercicios poéticos y a fe que lo hizo con generosidad y buen tino. En sus últimos años, se aisló, cuidado por su mujer, Margarita Sanjuán, que lo asistió, lo moderó y lo admiró sin límites. ¡Cuántos creadores –en especial poetas, músicos y pintores- han tenido a su lado una admiradora con culto de latría que les solucionaba los problemas de la vida práctica, atemperaba sus desmanes, disculpaba los egoísmos tan habituales en el artista y los amaba con furor y sin condiciones! Un brindis por ellas.

Pinillos con su mujer Margarita Sanjuán en su última lectura pública001

Pinillos, que en una época en que se publicaba menos, escribió veinticinco libros -únicamente, de poesía-, murió hace veinticinco años y había nacido hace cien. Lo único que he escrito sobre él aparece en mi Diccionario de Autores Aragoneses Contemporáneos (1885-2005), Zaragoza, 2010, pp. 863-867. Y, en su recuerdo, aquí lo copio.

 

PINILLOS DE CRUELLS, Manuel, Zaragoza, 14-05-1914 / Zaragoza, 23-03-1989

Hijo de un prestigioso abogado y pequeño terrateniente que, en su juventud, había tenido veleidades poéticas, su inadaptación familiar le llevó a alistarse en el ejército. Tras un destino en Guinea Ecuatorial, participó en la Guerra Civil, que le dejó secuelas morales perceptibles en sus libros. Cursó sin entusiasmo la carrera de Derecho y ejerció como funcionario de prisiones en Gerona y Teruel. Por entonces, ya había comenzado su dedicación a la poesía y publicado en Alicante el primer libro salido de su estro. En Gerona fundó la revista Ámbito y en el turolense diario Lucha firmó reseñas literarias. Abandonó pronto su trabajo para dedicarse totalmente a la creación poética. Se convirtió en una referencia para la poesía en Zaragoza y su participación en revistas, tertulias y cenáculos fue constante durante casi cuatro décadas. De vida bohemia, la presencia de su compañera y colaboradora, Margarita Sanjuán, mitigó su difícil temperamento. Ejerció durante años su magisterio en su sección de crítica en Heraldo de Aragón, donde reveló su amplio conocimiento de la poesía española y extranjera. No vacilaba en arremeter contra lo que consideraba extrapoético y era generoso con quienes ofrecían alguna clase de originalidad.

Su producción poética fue profusa y desigual. A pesar de ser galardonado con el premio Ciudad de Barcelona en 1951 por De hombre a hombre y a su habitual presencia en revistas de ámbito nacional durante lustros, no obtuvo demasiado eco fuera de Aragón. Es verdad que careció de carácter para componendas y tampoco se adscribió a ninguna corriente definida. Además, tuvo escaso criterio a la hora de deslindar el grano de la paja en su producción poética, de modo que su incontinencia al dar a la imprenta sus obras sacó a la luz textos que debiera haber desechado.

Sus comentaristas han destacado con acierto su independencia, sus rasgos existenciales, su tono desgarrado y la eterna pulsión inconcreta por el paraíso perdido o el ideal inaccesible, que se manifiesta en su inclinación a los extremos ejemplificados por Eros y Tánatos. De cualquier modo, su poesía es más enérgica que admirable estéticamente. Su apasionada necesidad de comunicación le hacía caer en la precipitación y, cuando respondía al ansia de conocimiento, el tono solía ser gris. A juicio de Rosendo Tello, “en su poesía se da una tendencia integradora de elementos y una actitud personal desintegradora, propia de su rebeldía contra el mundo”. Su estilo, directo y rotundo, logra sus más altas cotas al pulsar sus íntimas efusiones. Puede sorprender al lector de hoy su trazo desmañado, que no venía tanto de su ansiosa hiperactividad lírica como de su contumaz aversión por los formalismos y de su odio a esteticismos retóricos. Su obra, estudiada por Calvo Carilla y Martínez Barca, ha merecido algunas antologías que intentan salvar las anfractuosidades que presenta.

Pinillos, cumplido el último viaje

                                                                              OBRAS

A la puerta del hombre, Alicante, Col. Verbo, 1948.

Sentado sobre el suelo, Zaragoza, Col. Almenara, 1951.

Demasiados ángeles, Gerona, Col. Ámbito, 1951.

De hombre a hombre, Las Palmas, Col. Alisio, 1952.

Tierra de nadie, Madrid, Col. Neblí, 1952.

La muerte o la vida, Guadalajara, Doña Endrina, 1955.

Se aplaca el río (novela), publicada en El Español entre el 14 y el 22-VIII-1955.

El octavo día, Tarragona, Sugrañes Hnos., 1958.

Débil tronco querido, Zaragoza, Coso Aragonés del Ingenio, Col. Dezir de Poesía, 1959.

Debajo del cielo, Zaragoza, Col. Orejudín, 1960.

En corral ajeno, Bilbao, Col. Alrededor de la Mesa, 1962.

Aún queda sol en los veranos, Santander, Col. La Isla de los Ratones, 1962.

Esperar no es un sueño, Palencia, Col. Rocamador, 1962.

Nada es del todo, Zaragoza, Col. Poemas, 1963.

Atardece sin mí, Zaragoza, Ediciones La Calle, Col. Adarce, 1964.

Lugar de origen, Zaragoza, IFC, 1965.

De menos al más, Málaga, Publicaciones del Guadalhorce, 1966.

Viento y marea, Carboneras de Guadazón (Cuenca), Col. El Toro de Barro, 1968.

Hasta aquí, del Edén, Zaragoza, Heraldo de Aragón, 1970.

Pinillos, Manuel-Hasta aquí del  edén

Sitiado en la orilla, Luesia, Publicaciones Porvivir Independiente, 1976.

Pinillos, Manuel-Sitiado en la orilla

Viajero interior, Borja, Taller de Poesía Bóveda, 1980.

Cuando acorta el día, Zaragoza, Ayuntamiento, 1982.

Poemas, Madrid, Kilómetro Cero, 1989 (Anexo de la revista Malvís nº 5).

Canto a la tierra y otros poemas, Zaragoza, La Cadiera, 1989.

Poesía, Zaragoza, IFC, 1990.

                                                              BIBLIOGRAFÍA

-AGUIRRE, José María, “Reseña” de Sentado sobre el suelo, El Noticiero, 18-II-1951.

-, “Reseña” de De hombre a hombre, Ansí nº 2, 15-II-1953.

-, “La muerte o la vida, de Manuel Pinillos”, Papel de Poesía nº 22-27, junio-noviembre 1955.

-, Antología de la poesía contemporánea, Zaragoza, Ebro, 1972.

-ALEGRE, Luis Felipe, “Unos poemas de Manuel Pinillos”, Criaturas Saturnianas nº 5, 2º semestre 2006, pp. 207-219.

-ALFARO, Emilio (dir.), OPI-Niké. Cultura y arte independientes en una época difícil, vol. I, Zaragoza, Ayuntamiento, 1984, pp. 283-294.

-, “Peatón zaragozano”, El Día, Zaragoza, 9-IV-1989.

-BARCE, R., “Reseña” de Atardece sin mí, Ya, 10-VI-1964.

-CALVO CARILLA, José Luis, “Visión de Zaragoza en la obra poética de Manuel Pinillos”, Cuadernos de Aragón nº 18-19, 1984.

-, “¿Qué está escribiendo Manuel Pinillos?”, Heraldo de Aragón, 5-IV-1984.

-, “Manuel Pinillos”, Andalán nº 427, 16-V-1985.

-, “Claves para una lectura de la poesía de Manuel Pinillos”, Andalán nº 427, 16-V-1985.

-, Introducción a la poesía de Manuel Pinillos. Estudio y antología, Zaragoza, Prensas Universitarias, 1989.

Pinillos-Introducción Calvo Carilla

-, “Último adiós”, Heraldo de Aragón, 24-III-1989.

-, “Introducción” a Poesías, Zaragoza, IFC, 1990.

-, “Manuel Pinillos: cíclicas arremetidas de anarcoide desmesura”, El desierto sacudido. Actas del curso Poesía Aragonesa Contemporánea, Zaragoza, Gobierno de Aragón, 1998, pp. 129-141.

-CAMÓN AZNAR, José, “Prólogo” a Lugar de origen, Zaragoza, IFC, 1965.

-CAPECCHI, Luisa, “Aragón y sus poetas”, Zaragoza, Alcorces nº 14, 1980, pp. 9-13.

-CASALES, Manuel, “Estudio introductorio” en Sitiado en la orilla, Luesia, Publicaciones Porvivir Independiente, Col. Puyal (serie especial), 1976.

-CASTRO, Antón, “Expiró el poeta del verbo desbordado”, El Día, 24-III-1989.

-CELAYA, Gabriel, “Prólogo” a De hombre a hombre, Las Palmas, Col. Alisio, 1952.

-, “Metapoesía y metalírica”, Exploración de la poesía, Barcelona, Seix Barral, 1964.

-CISTUÉ DE CASTRO, Pablo, “Nuestra ciudad, su poeta”, El Noticiero, 7-VI-1965.

-COMÍN GARGALLO, Gil, “Anotaciones”, El Noticiero, 13-X-1957.

-, “Reseña” de El octavo día, El Noticiero, 31-VIII-1958.

-, “Un poeta verdadero. Manuel Pinillos”, El Noticiero, 17-I-1960.

-, “Reseña” de Debajo del cielo, El Noticiero, 27-III-1960.

-DOLÇ, Miguel, “Dos años de Manuel Pinillos”, Destino nº 834, 1-VIII-1953.

-DOMÍNGUEZ, Antonio (dir.), Voz: “Pinillos de Cruells, Manuel”, Gran Enciclopedia Aragonesa 2000, tomo XIV, Zaragoza, El Periódico de Aragón, 2000, p. 3497.

-DOMÍNGUEZ LASIERRA, Juan, “Sitiado en la orilla. Nuevo libro de Manuel Pinillos”, Heraldo de Aragón, 25-IV-1976.

-, “Murió el poeta Manuel Pinillos”, Heraldo de Aragón, 24-III-1989.

-ENTRAMBASAGUAS, Joaquín de, “Reseña” de De hombre a hombre, El Año Literario, invierno 1953.

-ESTEVAN, Manuel, “Esto no es América”, Heraldo de Aragón, 14-IV-1989.

-FERNÁNDEZ MOLINA, Antonio, “Reseña” de El octavo día, Acento Cultural nº 4, 1959.

-, “Los dos últimos libros de Manuel Pinillos”, Despacho Literario nº 2 (Sagitario), 1960-1963.

-, Poesía española contemporánea. Antología de poesía cotidiana (1939-1964), Madrid, Alfaguara, 1966.

-, “De nuevo Manuel Pinillos”, La Vanguardia, 16-IX-1974.

-, “Reseña” de Sitiado en la orilla, Arbor nº 274, 1976.

-, “El último libro de Manuel Pinillos”, Heraldo de Aragón, 26-IX-1976.

-, “Manuel Pinillos”, ABC, 13-XII-1991.

-, Fragmentos de realidades y sombras, Zaragoza, Ibercaja, 2003.

-FRUTOS, Eugenio, Creación filosófica y creación poética, Barcelona, Flors, 1958, pp. 319-327.

-, “La poesía de Manuel Pinillos”, Despacho Literario nº 1 (Tauro), 1960-1963.

-, “Manuel Pinillos o el poeta en la tierra”, El Noticiero Universal, 30-IX-1963.

-, “La verdad poética de Manuel Pinillos”, Creación poética, Madrid, José Porrúa Turanzas, 1976, pp. 372-379.

-GARCÍA NIETO, José, “Reseña” de Sitiado en la orilla, La Estafeta Literaria nº 590, 15-VI-1976.

-GIL, Ildefonso-Manuel, “Breve introducción en la poesía de Manuel Pinillos”, Poemas a viva voz, 1987, pp. 7-8.

-GRANDE, Félix, “Un aspecto dinámico en la poesía de Manuel Pinillos”, Cuadernos Hispanoamericanos nº 150, junio 1962.

-, “Reseña” de Aún queda el sol en los veranos, Cuadernos Hispanoamericanos nº 163-164, julio-agosto 1963, p. 363.

-, Apunte sobre poesía española de posguerra, Madrid, Taurus, 1970, p. 60.

-GUINDA, Ángel, “El verbo desbordado” (Reseña de Cuando acorta el día), El Día, 21-IX-1982.

-, “Manuel Pinillos, luz a la sombra”, El Día, Zaragoza, 9-IV-1989.

-HORNO LIRIA, Luis, Leer, comentar, contar, Zaragoza, Heraldo de Aragón, 1966, pp. 248-251.

-, Autores aragoneses, Zaragoza, IFC, 1996, pp. 464-470.

-JIMÉNEZ MARTOS, L., “Reseña” de Esperar no es un sueño, La Estafeta Literaria nº 243, 1962.

-, “Reseña” de Nada es del todo, La Estafeta Literaria nº 269, 1963.

-LABORDETA, José Antonio, “Manuel Pinillos”, Andalán nº 257, 15-II-1980.

-, “Manuel Pinillos o la voluntad de la poesía”, Andalán nº 347, 16-XII-1981.

-, Los amigos contados, Zaragoza, Mira, 1994, pp. 18-20.

-LAFFÓN, Rafael, “Reseña” de Nada es del todo, ABC, 3-VIII-1963.

-LATINO, Simón, Antología de la poesía sexual. De Rubén Darío a hoy, Buenos Aires, Nuestra América, 1959.

-LEÓN, L. “De Pinillos, desde el Edén”, Pueblo, 27-IV-1970.

-LÓPEZ ANGLADA, Luis, Panorama poético español (1939-1964), Madrid, Editora Nacional, 1965, pp. 217-218.

-LORENZO DE BLANCAS, Benedicto, Poetas aragoneses: el grupo del Niké, Zaragoza, IFC, 1989.

-LUIS, Leopoldo de, “Reseña” de Sentado sobre el suelo, Ínsula nº 70, octubre 1951.

-, “Reseña” de De hombre a hombre, Ínsula nº 86, febrero 1953.

-, “Reseña” de La muerte o la vida, Poesía Española nº 43, julio 1955.

-, “Reseña” de El octavo día, Ínsula nº 146, enero 1959.

-, “Reseña” de Debajo del cielo, Papeles de Son Armadans nº LIII, agosto 1960.

-, Poesía española contemporánea. Antología de poesía religiosa (1939-1964), Madrid, Alfaguara, 1969.

-MAINER, José Carlos, “Literatura moderna y contemporánea”, Enciclopedia Temática de Aragón, tomo VII, Literatura, Zaragoza, Moncayo, 1988, pp. 270-271.

-MANRIQUE, J. G., “Reseña” de Debajo del cielo, Poesía Española nº 89, 1960.

-, “Reseña” de Débil tronco querido, Poesía Española nº 90, 1960.

-MARTÍNEZ BARCA, Pilar, “Opción por la pobreza. De Celaya a Manuel Pinillos”, El Día, 6-III-1990.

-, “Manuel Pinillos. El amor en la vida de un poeta”, El Día, 23-III-1990.

-, “Entre el amor y la muerte” (Reseña de Poesía), El Periódico de Aragón, 21-II-1991.

-, Voz: “Pinillos, Manuel”, Gran Enciclopedia Aragonesa, apéndice III, Zaragoza, UNALI, 1997.

-, Manuel Pinillos o La consagración a la poesía, Zaragoza, IFC, 2000.

-, “Del amor, la muerte y la consagración a la poesía”, Trébede nº 55, septiembre 2001.

-, “Manuel Pinillos y Miguel Labordeta en la poesía de posguerra en Aragón”, Criaturas Saturnianas nº 2, primer semestre 2005, pp. 221-227.

-MURCIANO, Carlos, “Reseña” de Sitiado en la orilla, Poesía Hispánica nº 287, noviembre 1976.

-NAVALES, Ana María, Antología de la poesía aragonesa contemporánea, Zaragoza, Librería General, 1978, pp. 47-69.

-, “16 poetas del Ebro”, Peñalabra, Pliegos de poesía nº 42, invierno 1981-1982.

-, Voz: “Pinillos, Manuel”, Gran Enciclopedia Aragonesa, tomo X, Zaragoza, UNALI, 1982, p. 2672.

-PANERO, Leopoldo, “Las verdades del barquero”, Blanco y Negro, 29-XI-1958.

-PARIENTE, Ángel, Diccionario bibliográfico de la poesía española del siglo XX, Sevilla, Renacimiento, 2003, pp. 239-240.

-PÉREZ LASHERAS, Antonio, “El lugar de un poeta”, El Día, Zaragoza, 9-IV-1989.

-, Poesía aragonesa contemporánea (antología consultada), Zaragoza, Mira, 1996, pp. 101-127.

-, “Manuel Pinillos”, 25 canciones y poemas de la OPI Niké en su 50 aniversario, Zaragoza, Gobierno de Aragón-DPZ-CAI, 2003, pp. 81-83.

-PÉREZ MORTE, Antonio, “Diez años sin Pinillos”, Trébede nº 26, mayo 1999.

-REY DEL CORRAL, José Antonio, “Reseña” de El octavo día, El Día, 23-III-1990.

-SAN JUAN, Gregorio, “Reseña” de Viento y marea, Heraldo de Aragón, 29-VIII-1968.

-TELLO, Rosendo, “Et in Arcadia ego”, Heraldo de Aragón, Zaragoza, 30-III-1989.

-, “Introducción” a Orejudín (ed. facsímil), Zaragoza, DGA, 1991, pp. 28, 50-52, 59-61, 76-77.

-, Naturaleza y poesía. Memorias (1931-1950), Zaragoza, PRAMES, 2008, pp. 320-324.

-UMBRAL, Francisco, “Reseña” de En corral ajeno, Poesía Española nº 115, 1962.

-VICENTE DE VERA, Eduardo, “Manuel Pinillos, primer poeta de Aragón”, Aragón Exprés, 12-VI-1976.

-VILAS, Manuel, “Recolector de niebla”, Heraldo de Aragón, Zaragoza, 30-III-1989.

Pinillos, Manuel_Dibjuo de Barbosa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s