PERSEVERANCIA EN EL DISLATE

Publicado: diciembre 5, 2012 en Artículos
Etiquetas:, , , , ,

 

Cerdícola o Dios del materialismo escultura de un chino

La persistencia en el error, la contumacia no es exclusiva de la contemporaneidad. Como pulsión humana, siempre ha existido adobada de fanatismos, de ideas adquiridas, de obsesiones malsanas. Sin embargo, en los tiempos actuales resulta más culpable en cuanto que las fuentes de información, la posibilidad de contrastar ideas están al alcance de casi todos.

 El teclado con el que estoy escribiendo estas líneas, como el que tiene usted y su primo Paco, es un teclado QWERTY, nombre debido a las seis primeras letras a la izquierda de la fila superior. Un auténtico desastre para la rapidez y la soltura de los dedos. No tardará en cumplir los ciento cuarenta años porque fue ideado en 1873 para forzar al dactilógrafo a escribir lo más lento posible. Las letras más usuales están en el lado izquierdo para que la mayoría -los diestros- haya de lidiar con su mano menos feliz y letras como la A hay que pulsarlas con dedo tan inhábil como el meñique. Eso cuenta, al menos, el gran historiador de la cultura Jared Diamond, aunque Wiki lo discuta.

 La razón es que las máquinas primitivas se atascaban si se pulsaban con rapidez teclas adyacentes. Cuando en 1932 se solventaron definitivamente estos problemas de atasco, se diseñó otro teclado que demostró que permitía duplicar la velocidad y reducir el esfuerzo en un 95%. Sin embargo, con cientos de millones de usuarios y máquinas, industria y tecnología al efecto y métodos de aprendizaje consolidados, como aquel “asdf lkj-fdsa-jkl”, con el que mi madre había aprendido y con el que a mí me enseñó, siempre se han abortado los intentos de mejorar la eficiencia del teclado.

 Del mismo modo, la tolerancia de Europa con los fanatismos, hoy llamados multiculturalidades  y que tanto, recuerdan a la que se tuvo con el nazismo; la de los gobiernos españoles con el desafío de los nacionalismos periféricos, a los que se han otorgado todas las bendiciones con el agravante de que defender la igualdad para todo el país es calificado como de “españolista”; o, yendo de mayor a menor, la de los ciudadanos zaragozanos con los desmanes de su ayuntamiento, sólo puede calificarse de persistencia en el error.

 Y habrá que recurrir a la lengua, la madre de nuestro pensamiento, de nuestro estar en el mundo y de nuestra racionalidad, para demostrar cómo la contumacia se apodera del terreno. Los ejemplos serían inacabables, desde la reduplicación en inexistentes femeninos de todo lo que lleve una O hasta la estupidez de utilizar la @ para la misma función pero ahora prefiero apuntar hacia los majaderos anglicismos. La última gansada que he visto -si no es, ojalá lo fuera, un acto de humor- ha sido en un gimnasio zaragozano: a la ración de huevos fritos con chorizo y patatas se la anuncia como “Egging Extreme”.

God save the Spanish.

Publicado en Aragón Digital,28 de septiembre-2 de octubre de 2011 y Aragón Universidad nº 33, 1ª Quincena de octubre de 2011.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s